/*modificada jose*/

Hamburguesas y letras: el origen de los diner

¿Te has fijado que en Skyline empleamos “papel de periódico” para presentar nuestros entrantes? No es un simple adorno, sino nuestro homenaje particular al origen de los diner americanos.

A mediados del siglo XIX, a un joven de Providence (Rhode Island), que trabajaba en una imprenta a tiempo parcial, se le ocurrió incrementar sus ingresos vendiendo sándwiches y café a los trabajadores nocturnos del periódico y de los clubes masculinos. Hacia 1872, el negocio empezó a irle tan bien que dejó su trabajo, y la cesta donde llevaba la comida, y se instaló en un carro de caballos estacionado frente a las oficinas del Providence Journal.

Su aventura inspiró a otros emprendedores; con el tiempo, los carros fueron sustituidos por tranvías en desuso, y más tarde por construcciones prefabricadas que imitaban a los vagones de tren, con interiores cada vez más cómodos y espaciosos. Ubicados en las autopistas y las fueras de las ciudades principalmente, los diner alcanzaron su auge en los años 30 a 50 del sigo XX, hasta llegar a convertirse en toda una institución en los Estados Unidos.

¿Su éxito?: la rapidez del servicio, una cocina sencilla y sabrosa (hamburguesas, patatas fritas, sándwiches, platos típicos americanos…) y la posibilidad de comer a cualquier hora.

En Skyline hemos recuperado el espíritu de los auténticos diner, con un estilo renovado y una carta genuina pero al mismo tiempo actualizada. No llegamos a abrir las 24 horas del día, pero nuestros horarios no están nada mal…

¿Te subes a nuestro vagón?