/*modificada jose*/

¿Kobe japonés o buey burgalés?

Seguro que más de una vez habéis saboreado una hamburguesa pensando que estabais comiendo auténtica carne de Kobe o Wagyu.

Pues sentimos desilusionaros, pero es bastante probable que lo que hayáis comido no sea más que una mera “falsificación”, al menos si la habéis probado en alguna hamburguesería o restaurante de precio módico.

Os contamos. El Wagyu es una raza (realmente, 4 razas) de bueyes originaria de Japón, y hasta junio de 2014 no empezó a comercializarse en España, pues estaba prohibida su exportación a Europa.

Pero aunque ya se puede encontrar en nuestro país, el Wagyu que se sirve en aquí suele ser de ganado criado en Estados Unidos, Australia, Dinamarca… o, incluso, en Burgos o Galicia.

¿La razón? Sólo se exporta una pequeña cantidad de Wagyu japonés, y su precio es altísimo: entre 100 y 300 euros el kilo. ¿La diferencia? La carne nipona tiene más sabor y mayor calidad: contiene un alto porcentaje de grasa oleaginosa e insaturada (baja en colesterol), infiltrada en el músculo, lo que se conoce como ‘marmoleado’. Esta grasa se funde a una temperatura bastante inferior a la de otras carnes, por lo que puede decirse que casi literalmente se deshace en la boca.

¿Y el Kobe?

La mayoría de la gente confunde la carne de Kobe y la de Wagyu. Vamos a intentar aclararlo. La carne de Kobe sólo puede pertenecer a una variedad concreta, la Tajima, de una de las cuatro razas de Wagyu –la negra o Japanese Black (Kuroge Washu). Esta variedad nace y se cría en la prefectura de Hy?go, de la que Kobe es la capital.

Pero además, para ser carne de Kobe ésta debe reunir una serie de requisitos muy estrictos. Se exporta una cantidad muy muy pequeña y España no es uno de sus importadores.

Es decir, que toda la carne de Kobe es Wagyu, pero sólo una pequeña proporción de la Wagyu puede presumir de ser Kobe.

En resumen, si no quieres que te den gato por liebre, o buey de Burgos por Kobe japonés, apuesta por algo seguro, como nuestras hamburguesas de ternera D.O. Ávila o de raza Angus . Para garantizar todo su sabor y frescura, las elaboramos a diario y nunca las congelamos. ¡Sabor genuino a un precio muy asequible!