/*modificada jose*/

El pan: un ingrediente más importante de lo que parece

La creación de la hamburguesa perfecta no tiene que ver únicamente con la carne. Todos los ingredientes que conforman este maravilloso plato intervienen en la experiencia del comensal.

En ese sentido, el pan de hamburguesa se torna como un elemento clave. En Skyline diner somos conscientes de ello y eso, nuestra obsesión por los detalles, es precisamente lo que nos ha otorgado una posición de liderazgo en el servicio de hamburguesas en Madrid.

A continuación repasaremos las principales características del pan, un ingrediente mucho más importante de lo que parece.

Historia del pan de hamburguesa

La historia del pan de hamburguesa va estrechamente ligada a la de la hamburguesa completa, como no podía ser de otra forma.

El trozo de carne picada, llamado hamburg steak, era comercializado en un puesto ambulante por Charlie Nagreen en el año 1885, el cual observó y entendió que debía de buscar una solución que permitiera que sus clientes pudieran pedirlo y llevarlo consigo y no tener que tomarlo obligatoriamente en su establecimiento.

Por esa razón decidió introducir la carne entre dos rebanadas de pan convencionales, que posteriormente fueron dos rebanada tipo pan de molde o sandwich. El pan con sésamo, tal y como lo conocemos hoy día, fue implantado en las hamburguesas por el alemán Otto Kuasw en el año 1910.

Tipos de panes de hamburguesa

Aunque existen tantos panes de hamburguesa como pueda abarcar nuestra imaginación, estos son los más extendidos:

Pan americano con semillas de sésamo

Se trata del pan típico de hamburguesa, comercializado en todos los países del mundo. Tiene forma redonda y una miga delicada, que se deshace sin ninguna dificultad en la boca.

En la corteza del pan encontramos pequeñas semillas de sésamo, que adornan el plato y le dan una estética y sabor especial. Existe una variedad especial de este pan sin gluten, apto para celíacos.

Mollete blanco

El mollete es un plan blanco, neutral, muy blando, apto tanto para los niños como para los adultos. Su sabor es muy suave y favorece una fácil digestión.

Panes de sabores

En la evolución de la hamburguesa se ha trabajado para que el pan aporte un sabor extra a la combinación del plato. Así pues, hoy día se crean panes de colores y con diferentes sabores: de tomate, limón, fresa…

Cómo debe ser un buen pan de hamburguesa

En Skyline diner preparamos posiblemente las mejores hamburguesas en Madrid y buena parte de ello se debe a la calidad de nuestro pan de hamburguesa.

La carne picada se encuentra acoplada entre dos rebanadas de pan esponjosas a la vez que crujientes pues todas se hornean justo antes del servicio, con una textura agradable, que se va deshaciendo lentamente en la boca tras el mordico inicial. La clave se encuentra en una materia prima fresca y nueva, nunca congelada, y en la cocción perfecta.

Los tiempos son muy importantes para nosotros, y por eso servimos nuestra hamburguesa terminada en el preciso momento en el que, tanto la carne como el pan, se encuentran listos.